Desbloquearse

Bloqueo, eso es lo que siento. Darle vueltas a la cabeza una vez y otra a lo mismo sin concluir nada. Como si hasta que no le dé salida a mis vivencias pasadas y mis sentimientos no pudiera avanzar. Salida mediante la palabra, la escritura o la forma que sea. Palabra a mis padres, que se han convertido a mis casi treinta años en las personas de mayor confianza. Ellos me han dado la vida y todo lo que tengo. Ellos son los que pueden emitir un juicio que yo acepte. Yo les tenía por personas mayores de espíritu, adversas al riesgo y ahora me doy cuenta que toman los mismos riesgos o más que yo. Se arrriesgan junto a mí, porque por el simple hecho de ser su hijo creen en mí. ¿Y cómo yo no voy a creer yo en ellos y confiar en ellos plenamente? ¿Cómo no voy a pasar el trago de la vergüenza por mis problemas pasados si ellos me quieren incondicionalmente? ¿Qué son 10 minutos de vergüenza comparado con una vida de amor?

Imposible crecer como empresario sin antes crecer como persona. Y crecer como persona requiere asumir los errores del pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *