Cómo ejercitar tu músculo financiero

Cuando os interesa un tema, ¿no hacéis búsquedas en Google con intención de encontrar un post o un artículo que hable de dicho tema? Yo sí, y normalmente encuentro siempre algo de información. Sin embargo, con este tema en particular “Cómo ejercitar tu músculo financiero para ganar más dinero” no encuentro ningún resquicio de información en la red. ¿Será por qué es un tópico del que poca gente quiere hablar? ¿O será por qué la mayoría de personas no piensan que tienen un músculo financiero para levantar más capital al igual que tenemos unos petorales para levantar más peso en press banca? ¿Y será también por qué la mayoría tenemos la musculatura financiera tan poco desarrollada que apenas percibimos que la tenemos? La respuesta correcta la obtienes si contestas a esas tres preguntas de manera combinada.

Cómo ejercitar tu músculo financiero

La mayoría tenemos una nómina y nos centramos en exprimirla al máximo, obteniendo más dinero o más energía como cuando algunos se ofuscan en ejercitar sólo el biceps.

Es decir, solo una parte del cuerpo entero. Es muy arriesgado, porque pueden perder el empleo y la nómina. Pueden lesionarse el bíceps y entonces difícilmente podrán hacer una dominada, porque su pectoral y dorsal poco desarrollados no podrán mantener todo su peso.

Por ello, es impresncidible aprender a ejercitar el resto de musculatura financiera.

Si has decidido ejercitar tu músculo financiero, probablemente al principio debas endeudarte o apalancarte. Eso dependerá de tu visión futura. Ejercita tu trabajo como autónomo y vende para ofrecer tus servicios profesionales. Ejercita tu músculo de ingresos pasivos que puedes obtener alquilando una vivienda, una habitación, un coche, una bicicleta o cualquier cosa. O escribe un eBook, un blog, hazte instagramer, crea un curso informativo o saca cualquier idea de este post.

Las maneras y formas son múltiples y debes encontrar las que se adapten a ti y a tus oportunidades. De este post quédate con la idea de que tienes musculatura financiera y debes entrenarla.

¡Cuanto antes empieces, antes se tonificará y antes crecerá! Así que ¿a qué esperas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *